A orillas del rio Main, en Baja Franconia, Baviera, en el pueblo Volkach, se encuentra este coche motor o ferrobus que, hasta la década del '90 prestaba servicios regulares hacia Wursburg, una de las ciudades mayores del estado francón. La terminal se halla sobre las mismas orillas del rio ya que la vía se interrumpió en el lugar al desactivarse los servicios . Una dupla de coches Uerdingen diesel en perfecto estado y mantenidos por una asociación de ferroaficionados presta un servicio turístico que recorre la ribera del Main tapizada de viñedos y, luego de atravesar una zona rural, nuevamente se interrumpe en el viejo empalme con la linea principal a Wursburg.

Noticias

martes, 17 de enero de 2017

EL RAMAL A y LAS INUNDACIONES




















Los recientes aludes de agua , roca y barro que afectaron la traza de la ruta N. N° 9 en Jujuy a la altura de la localidad de Volcán--con un saldo luctuoso en vidas y pérdida de bienes--no son cosa nueva. La misma traza del Ramal A, construída por los Ferrocarriles del Estado entre San Salvador y LaQuiaca fue, a comienzos del siglo XX, fue causa de una gran polémica basada en la conveniencia de recorrer la Quebrada de Huamahuaca por la que discurre en rio Grande o empalmando con  el C-14 en Salta y llegar a Bolivia por la Quebrada del Toro y  la Puna. Sabemos que ganó la primera opción por un acuerdo político entre el Gral. Roca y un senador provincial que con su voto decidió la elección presidencial. La traza ferroviaria--un escalón más abajo que la ruta 9 , pero siempre paralela al rio, sufrió estos deslaves periódicos que buscan el "piso" del rio Grande desde siempre. A las dificultades propias de un ferrocarril de montaña--la cuesta de Bárcena es una de las pendiente ferroviarias más fuertes y obligaba a tracción múltiple y riesgosas maniobras--se le sumaba la casi permanente reconstrucción de tramos de enrieladura destruídos por estos aluviones. La cegadura parcial de la luz de los puentes  y alcantarillas por falta de mantenimiento agravaba la situación. Hace años, Purmamarca (la estación, ya que el pueblo se encuentra alejado de la vía), quedó bajo el agua y el barro. Y en Tumbaya los recuerdos de inundaciones pasadas volvieron a aflorar. Ahora la gobernación promete manos a la obra--no podría ser de otra manera--y asegura que los recursos  y materiales que se habían dispuesto para la reconstrucción parcial de la traza para habilitar un tren turístico se aplicarán a esta emergencia.Seguramente esto supondrá la postergación de este proyecto. No sería conveniente, trátándose de sólo una reconstrucción parcial con fines recreativos, de pensar en un servicio más cercano a Huamahuaca y la Puna donde estos eventos climatológicos practicamente desaparecen?
Los paisajes humahuaqueños y puneños son igualmente imponentes como atractivo turístico.Pte Derquientren

3 comentarios:

Anónimo dijo...

BUENO LA NATURALEZA LA SALIO EN CONTRA DEL IMGNORANTE PROYECTO DE MORALES Y SUS INGENIEROS ESTE FENOMENO NATURAL VIENE SUCEDIENDO DESDE HACE SIGLOS ESA TRAZA FERROVIARIA ES IMPOSIBLE AHORA QUE PROMETERAN

Anónimo dijo...

Y EL PROYECTO DE MORALES Y SUS"INGENIEROS"¿ EN QUE QUEDARA? .SI NO SABEN NADA DE TRAZAS FERROVIARIAS EL FENOMENO NATURAL ES FUE Y SERA CICLICO

Anónimo dijo...

MORALES QUE DIRA AHORA DE SU INGNORANTE PROYECTO FERROVIARIO